Esta vez no se trata de algo lejano en el tiempo. Más bien, cercano. Ya que este fragmento de vídeo lo grabé el día 8 de abril de 2020, a las 19:27: y 59 segundos de la tarde frente a mi balcón, osea, en pleno confinamiento.

Vuelvo a repetir que se trata de grabaciones no forzadas, simplemente que me gusta de vez en cuando probar diferentes configuraciones de la cámara para poder fijar esas configuraciones en la memoria interna y así no estar siempre toqueteando los valores. Además, que estaba probando un filtro de densidad neutra variable.

Nota:

Varios fragmentos de esta secuencia se le fueron enviadas al investigador y periodista Josep Guijarro. A día de hoy seguimos esperando su más sincera respuesta. Cuando la recibamos, la publicaremos aquí.