En el año 2009, la agencia espacial NASA volvió de nuevo a bombardear una zona de la Luna con la excusa de hallar agua por debajo de su superficie. Aquí en este reportaje, le explicamos paso a paso las verdaderas intenciones de esta macabra misión.